Menú
EL SITIO DE MEDIOS BIÓLOGICOS FILTRANTES
internationalusagermanyfrancespainlatinamerica
biomarble
Opciones de tratamiento biológico

Existen numerosas tecnologías que pueden realizar tratamientos biológicos de aguas residuales. A medida que la tecnología avanza, estos sistemas se vuelven cada vez más convenientes, eficaces y necesitan un espacio cada vez menor.

Las opciones más comunes en los procesos de tratamiento biológico de aguas residuales domésticas son:

  • Filtro percolador (TF)
  • Proceso con lodo activado (ASP)
  • Filtro aireado sumergido (SAF)
  • Reactor biológico con lecho móvil (MBBR), y
  • Reactor biológico de membrana (MBR)

Los dos primeros métodos son procesos de tratamiento convencionales, los cuatro siguientes son métodos de bajo coste y los dos últimos son tecnologías emergentes.

Filtro percolador

Los filtros percoladores tratan cargas orgánicas particularmente elevadas o variables. Suelen ser filtros circulares rellenados con materiales filtrantes minerales o sintéticos por los cuales pasa el agua residual con un flujo relativamente alto. El diseño de los filtros permite una carga hidráulica elevada y un flujo elevado de paso de aire. En instalaciones más grandes, el aire se fuerza a través de los materiales filtrantes usando sopladores. Las características del líquido resultante suelen estar dentro de los límites normales de los procesos de tratamiento convencionales.

Proceso con lodo activado

El proceso con lodo activado (ASP) es un proceso biológico de tratamiento de aguas residuales que usa microrganismos, incluidas bacterias, hongos y protozoarios, para acelerar la descomposición de la materia orgánica que requiere oxígeno para su tratamiento. En este proceso, los microrganismos se mezclan íntimamente con los orgánicos bajo condiciones que estimulan su crecimiento y permiten eliminar los materiales residuales. Las plantas de lodo activado usan una variedad de mecanismos y procesos con el fin de utilizar el oxígeno disuelto para incentivar el crecimiento del floc biológico que elimina sustancialmente el material orgánico. Una parte del lodo decantado se redirige al tanque de aireación (por lo tanto, se lo llama lodo de recirculación) para mantener una concentración óptima de microrganismos aclimatados en el tanque de aireación capaces de descomponer la materia orgánica. El sistema también retiene las partículas de material y puede, en condiciones ideales, convertir amoníaco en nitrito y finalmente en gas nitrógeno.

Filtro aireado sumergido

El filtro aireado sumergido (SAF) es una tecnología corroborada para el tratamiento de aguas residuales. Se considera que este es el método más simple y rentable de tratamiento de aguas residuales y desechos residenciales y comerciales, en especial para plantas de tratamiento pequeñas y medianas donde el espacio disponible es limitado y donde la presencia de personal a tiempo completo no sería rentable. Una planta de Filtro aireado sumergido (SAF) bien construida no tiene ninguna parte móvil en sus principales áreas de tratamiento. Los elementos que puedan requerir mantenimiento estarán posicionados para permitir un acceso fácil sin disturbar el tratamiento de desechos en curso, especialmente cuando se usan medios filtrantes no selectivos. La tecnología de Filtro aireado sumergido es un proceso que se utiliza para reducir la carga orgánica de los desechos residenciales y comerciales y de las aguas residuales y al hacerlo, se reduce la Demanda biológica de oxígeno (DBO) y una cantidad considerable de Sólidos en suspensión (SS) que si no se tratan podrían contaminar los desagües de ríos y mares. Dicho de otro modo, esta tecnología se utiliza para mejorar en gran medida la calidad de los vertidos.

Al ser un tratamiento de aguas residuales tradicional, la tecnología de filtro aireado sigue tres etapas para tratar las aguas residuales comerciales y residenciales:

  • Decantación primaria durante la cual los sólidos más grandes se decantan al fondo del tanque principal y después se los retira en forma regular como lodo. El resto de los materiales flotan hacia arriba y en general se los retira mediante un método de tamizado/cribado.
  • Decantación secundaria durante la cual los sólidos más grandes se decantan al fondo del tanque principal y después se los retira en forma regular como lodo. El resto de los materiales flotan hacia arriba y en general se los retira mediante un método de tamizado/cribado.
  • Decantación/clarificación final, durante la cual los sólidos restantes (humus) son decantados del flujo biológico tratado.

Reactor biológico con lecho móvil

El Reactor biológico con lecho móvil (MBBR) implica la adición de una masa inerte a las cuencas de lodo activado para brindar sitios activos destinados a la fijación de la biomasa. Esta conversión resulta en un sistema de crecimiento totalmente fijo.

Reactores biológicos de membrana

Los reactores biológicos de membrana (MBR) incluyen un sistema de barrera con membranas permeables que está sumergido o asociado con un proceso de lodo activado. Esta tecnología garantiza la eliminación de todos los contaminantes en suspensión y de algunos de los contaminantes disueltos. La limitación de los sistemas MBR es directamente proporcional a la eficacia de la reducción de nutrientes del proceso de lodo activado. El coste de instalación y operación de un sistema MRB suele ser mayor que el de un tratamiento convencional de aguas residuales.

iso bpf british_water future_water made_britain chamber sedex Chas iso bpf british_water future_water made_britain chamber sedex chas